Cuida tu alimentación para sentirte bien

Para reforzar tu bienestar y controlar tu peso es importante reeducar tus hábitos:

1. Intenta que la alimentación sea variada, ya que no hay alimentos buenos o malos, sino dietas correctas o incorrectas.

2. Aumenta el consumo de verduras, hortalizas, frutas, cereales y legumbres, e incluye en tu dieta cantidades moderadas de todos los alimentos.

3. Evita, siempre que sea posible, añadir sal al cocinar o consumir los alimentos.

4. Es erróneo considerar que los cereales y otros alimentos ricos en hidratos de carbono deben ser restringidos para controlar el peso. Los carbohidratos son los componentes de los alimentos que menos calorías aportan por unidad de peso, además su consumo es beneficioso para nuestra salud y en la lucha contra la obesidad.

5. Es necesario evitar los atracones y los ayunos. Saltarse una comida no es una buena idea, pues las calorías no ingeridas se recuperan en las siguientes comidas.

6. Ningún alimento aislado puede ser considerado responsable del incremento de peso de una persona, salvo que se tome en cantidades muy altas.

7. Los alimentos que tomas deben proporcionarte una cantidad de calorías similar a las que puedas gastar. Por eso, si experimentas incrementos de peso debes reducir algo tu ingesta calórica, pero principalmente aumentar tu actividad física.



Tópicos alimenticios

No hay alimentos buenos o malos sino que hay dietas correctas o incorrectas.

Activa tu vida

Debemos aumentar nuestra actividad física dentro de nuestra vida cotidiana.

Actividad física

La actividad física es un factor tan determinante como la diera si deseas mantener una buena salud.

Alimentación saludable

Una alimentación saludable es aquella que reúne los requisitos de ser completa y equilibrada, variada y adecuada a cada individuo.