¿Qué es una alimentación saludable?



CARACTERÍSTICAS


Una alimentación saludable es aquella que reúne los requisitos de ser completa y equilibrada, variada y adecuada a cada individuo.

Completa y equilibrada porque debe proporcionar al organismo la cantidad suficiente de nutrientes y en las debidas proporciones.

En concreto, del total de la energía consumida cada día, conviene que el 50-60% provenga de los hidratos de carbono, entre el 10-12% de las proteínas y menos del 30% de la grasa (como máximo del 35% cuando provenga de grasa monoinsaturada, como la proporcionada del aceite de oliva).


Además, hace falta tomar suficiente cantidad de fibra, vitaminas, minerales y agua.

La dieta también debe ser variada, para conseguir suficiente cantidad de todos los nutrientes. Por último, una alimentación saludable debe de ser adecuada para cada individuo en función de su edad, sexo y tipo de trabajo, teniendo en cuenta, además, otra serie de condicionantes (como la presencia de determinadas enfermedades, consumo de fármacos o tabaco…).



CANTIDADES DE ALIMENTOS RECOMENDADAS


Para que nuestra alimentación sea correcta debemos incluir una gran variedad de alimentos, pero ¿qué cantidades debemos tomar para mantener la salud, a corto y largo plazo?

En el rombo de la alimentación puedes ver en qué proporción debes tomar cada uno de los alimentos.

Además, es necesario beber un mínimo de entre 2 y 2,5 litros de líquido al día y aumentar la cantidad si se practica ejercicio, se suda mucho o se tiene fiebre o diarrea.



COMO DISTRIBUIR LOS ALIMENTOS


Para que una alimentación sea saludable, también es importante saber distribuir los alimentos a lo largo del día. Es aconsejable hacer de 3 a 5 comidas diarias y o concentrar todos los alimentos en una o dos comidas, ya que se tomarían cantidades insuficientes de algunos nutrientes y se almacenaría más grasa. La distribución diaria ideal sería: desayuno, media ---mañana, comida, merienda y cena, sin picar entre horas.